Experimento 1.2: Dejo Facebook por un mes (Recolección de datos previos)

Normal

Después de haber realizado una publicación en Facebook en dónde explicaba el experimento que iba a realizar de dejar redes sociales por un mes, le pedí a las personas que ya hayan realizado este experimento que me comentaran en la publicación o me enviaran inbox para contarme su experiencia.

FacebooksPost

Me alegró mucho haber recibido respuesta inmediata de varias personas. La mayoría prefirió enviarme mensaje privado, lo cuál es completamente entendible. En estos mensajes me contaban que muchos se sentían presionados o incluso hartos de utilizar Facebook o depender de alguna red social, por lo que lo cerraban por períodos de tiempo, algo así como una detox de social media, hasta que regresaban con una mente más serena y otra visión de las cosas.

Yo me pregunto, si tanta crítica tenemos de la pérdida de tiempo que es Facebook, ¿por qué regresamos? Lo cierto es que las formas de comunicación evolucionan todo el tiempo. Antes, cuando apenas estaban surgiendo los celulares, las personas que se resistían a estas nuevas formas de interacción, preferían evitarlo con la excusa de “yo prefiero mantener conversaciones reales, prefiero hablar en persona con mis amigos”. Yo fui una de esas personas. Cuando se empezó a utilizar Facebook, las personas que se resistían decían “a mí no me interesa ver la vida de los demás a través de una pantalla, ni de compartir la mía”. Yo fui una de esas personas. Cuando se empezó a utilizar Instagram, decían “es como Facebook solo que de fotos artísticas, no me interesa”. Y adivinen quién fue de esas personas.

Al final, me resistí a cada uno de estos cambios y finalmente cedí. Con esto, comprendí que todo el tiempo estamos modificando nuestra forma de pensar y actuar, por diferentes circunstancias como nuestro entorno, nuestro trabajo, las personas con las que nos rodeamos, entre otros. Ahora veo en el cambio una oportunidad para aprender y seguir evolucionando. Y aunque considere a las redes sociales como un mar de oportunidades para compartir y conocer, creo que este experimento se enfoca en el cambio que esto puede traerme. Y por lo que me comentaron las otras personas, quienes dejaban Facebook y luego regresaban, creo que todos entendemos algo de esto.

Además de que me compartieran experiencias por el post que publiqué, también me dieron recomendaciones. “Estaría chido que documentaras un mes completo de cómo utilizas las redes sociales normalmente, y lo puedas comparar con un mes sin ellas. De esta forma tendrías resultados no solo cualitativos, si no, cuantitativos, lo que haría el experimento más interesante”. Coincidí completamente en esto. El plan original era dejar Facebook el Jueves 8 de Febrero, teniendo una semana para anotar cómo uso mis redes. Ahora el nuevo plan, es utilizar de manera normal mis redes durante todo Febrero. Y Marzo será el mes en que deje las redes.

Para hacer del experimento más cuantificable, estuve investigando sobre algunas aplicaciones que me podrían ayudar a llevar estos datos:

  • TimeStats es un plug-in de Google Chrome, que es el navegador que uso actualmente, en donde contabiliza cuántos minutos pasas en cada página que visitas. Cuando quieras puedes revisar reportes del día, de la semana o del mes. Mi idea al utilizar este plug-in, es que sea no intrusivo, es decir, que yo no me de cuenta que mi tiempo está siendo monitorizado. Los datos se muestran de una forma clara y atractiva, me gusta:Stats1
  • QualityTime es una app de Android que realiza básicamente lo mismo pero en el Smartphone. Funciona en segundo plano, por lo que no notas que se estén monitorizando las aplicaciones que utilizas. La interfaz te despliega gráficas y tiempos de manera muy entendible, y se ve así:

Stats2

Entre estas dos aplicaciones obtendré la cantidad de minutos que paso en cada aplicación y podré tener una referencia muy concreta con la cual comparar y obtener resultados interesantes en el experimento. Estas dos serán mis herramientas tecnológicas para facilitar la recolección de datos duros.

Si alguien quiere unirse al experimento, puede utilizar estas aplicaciones para empezar a monitorear sus tiempos en social media, sería interesante que seamos varias personas quienes realicemos esto para generar datos útiles para algún estudio social que le serviría a alguien. ¡Oficialmente ya inicio mi periodo de monitereo previo al experimento más díficil, que será durante Marzo! No les voy a mentir, voy a aprovechar Febrero para compartir lo más que pueda en mis redes. Marzo será un mes en donde trabajaré en proyectos interesante que me encantaría compartirles (y presumir), pero me tendré que resistir a la tentación por el bien del experimento, el primero de muchos que estaré realizando.

PD. Ayer, después de haber utilizado QualityTime en segundo plano todo el día, le pregunté a mi novia cuánto tiempo creía que había pasado en Facebook. Sus respuestas variaron entre 10 min y 30 min. Su reacción cuando le mostré los minutos recolectados por la app, solo contando el tiempo en el Smartphone (no en la laptop), dio justificación a este experimento. Este tiempo pasado en una red social me parece tanto fascinante como perturbador, y seguro a más de uno de ustedes les provocará algo parecido.

Stats3

Advertisements

Experimento 1.1: Dejo Facebook por un mes (Introducción)

Negative

Para el primer experimento que documento en el blog, elegí dejar social media por un mes mínimo. En este post les explico un poco de la idea, cómo utilizo mis redes sociales actualmente y por qué estoy haciendo este experimento.

Comencemos con la idea. El lunes 29 de Enero, mi novia me etiquetó en un video de Facebook en donde sale una chica comentando que realizó el experimento de dejar todas sus redes sociales y ver cómo se sentía después de ese tiempo. Apenas vi el video, dije: “yo quiero hacer eso”. La idea se me había cruzado un par de veces en lo que va del año, pero como muchas otras ideas, no la había tomado en serio. Ver ese video y la reacción tan positiva de la chica me hizo dar ese paso adelante.

Ahora, ¿Cómo utilizo actualmente mis redes sociales? Si les soy honesto, cuido bastante lo que hago en internet. Facebook es la red social que más utilizo y fácil paso varias horas al día ahí. Exactamente no se cuantas horas, pero de lo que estoy seguro es de que la mitad del tiempo que paso en Facebook es una pérdida de tiempo. Tal vez te preguntes ¿por qué la mitad?¿por qué no todo el tiempo pasado en Facebook es tiempo perdido? Hace aproximadamente año y medio asistí a un congreso de animación en donde conocí a artistas cool que trabajan en varias empresas nacionales e internacionales. A estas personas las agregué a Facebook, sólo por el hecho de que se me hizo interesante el arte que creaban y quería alimentar mi muro de noticias de ese tipo de publicaciones. Poco tiempo después hice esta publicación en Facebook:

InkedFacebook_LI

Llamé Facepiration a la acción de agregar a personas a Facebook que te inspiran y seguir páginas que compartan artículos y videos que te resulten interesantes, esto para hacer del hecho de abrir la red social algo útil. Luego de que se me ocurriera el término, pensé que no era suficiente con elegir cosas que sí quiero ver en Facebook, faltaba eliminar cosas que no quiero ver. Haciendo este análisis me di cuenta de que la mayoría del contenido que no quería ver venía de las personas de las que soy amigo en Facebook. El contenido que no quería ver era del tipo violento y morboso, que no aportaba nada. Después de hallar este patrón, lo que hice fue dar la opción dejar de seguir a personas que compartían este tipo de contenido, con la idea de dejar mi muro de noticias de puro Facepiration. Muchas de las personas y páginas que dejé de seguir, no había hablado con ellas en años o de plano su contenido no me parecía lo suficientemente interesante. No siento que esta acción sea egoísta, al final de cuentas nuestro Facebook es personal y podemos elegir qué es lo queremos ver para sentirnos bien y les recomiendo ampliamente que hagan este ejercicio, notarán una diferencia abismal con lo que pueden aprender en Facebook.

A partir de realizar esta acción de detox de contenido no interesante, mi Facebook se volvió un lugar lleno de noticias de tecnología, artículos que escribían amigos míos, opiniones sobre tópicos convencionales y no convencionales, amigos realizando proyectos que les apasionaban y compartiendo sus logros, en fin, más de lo que quería ver y estar enterado. Este cambio de contenido me hizo considerar el potencial de las redes sociales como una gran fuente de información útil. Dejé de ser un simple espectador, una persona que observa a otras a través de social media, y pasé a ser una persona que crea más contenido que inspire a otros, empecé a compartir artículos que creía le podían resultar interesantes a las personas que me siguen, empecé a compartir opiniones para crear debates entre mis conocidos y a comentar más en publicaciones de otras personas. Ahora, si me encuentro a alguien en Facebook que no conozca pero su contenido me resulta interesante, no dudo en enviarle un inbox o mandarle solicitud de amistad. Este tipo de acciones las extendí a mi Instagram, en donde he visto el potencial de las redes sociales y los hashtags al contactarme con artistas de otras partes del mundo, compartir consejos sobre lo que hacemos y simplemente platicar sobre cosas que tenemos en común. Recientemente un artista alemán que hace glitch art me contactó a través del uso de uno mis hashtags y a partir de ahí empezamos a hablar del software que utilizamos. No sé ustedes, pero este acercamiento a personas de todo el mundo hace de las redes sociales algo realmente poderoso y útil.

Entonces, si considero las redes sociales como una fuente de inspiración y de contacto con personas de todo el mundo ¿por qué quiero dejarlas por un tiempo determinado? Me empecé a dar cuenta que mientras trabajo abro Facebook varias veces. Seguramente esto es algo común y muchas personas lo hacemos, pero me cuestioné si esa es la forma más efectiva en la quería trabajar y llevar a cabo mis proyectos. Es cierto que ahora mis redes sociales están llenas de cosas que quiero ver, pero ¿cuánta inspiración puede estar uno buscando? Esta es una pregunta interesante y voy a considerar expandir esta idea en algún futuro post del blog. Al ver el video de la chica que llevaba a cabo el experimento y empezaba a realizar cosas que antes no hacía por estar en redes sociales, me hizo cuestionar también mis hábitos. Ahora, ya va siendo hora de llevar a la práctica estas ideas. Este post es la introducción al experimento y es el primero que aborda este tema. Espero les haya resultado interesante, nos vemos en la siguiente parte, en donde hablaré sobre cómo planeo llevar a cabo el experimento para obtener datos interesantes y ¡cómo puedes tú también realizar el experimento!